Cómo pagar la mitad en la cuota de autónomos

Cuota de autónomos
Imagen: Gestron.es

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos muchos (millones) de Españoles que trabajamos por nuestra cuenta es la cuota del RETA, el régimen especial de la Seguridad Social que nos sablea más de 260 euros al mes (la famosa cuota de autónomos). Vendamos o no. Y claro, como os podréis hacer a la idea, no son pocos los que se quejan a diestro y siniestro de ello. ¿Por qué?¿Tiene sentido? No voy a meterme en este asunto (en esta ocasión), pero en cambio sí que os voy a mostrar una técnica que por muy “gilipollas” que puede parecer la utilizan muchos para ahorrarse la mitad en los dichosos pagos.

Problemas de autónomos
Imagen: juancarlerias.blogspot.com

Ya sabéis que a veces de la idea más simple salen ocurrencias que a uno le dejan pensando todo el día, ¿verdad? Bueno, pues ahí va una. Ahora bien, advierto que esto solo es aplicable si sois autónomos sin un local fijo abierto al público. Es decir, que tendréis que estar inscritos en el segundo apartado del Impuesto de Actividades Económicas (vamos, en actividades profesionales). No me queda muy claro si esto serviría para las actividades empresariales, así que si hay alguien por ahí que pueda decirme al respecto, bienvenido sea. También sería necesario que no tengáis una renta por la cual estéis reteniendo en concepto de IRPF a un arrendador o proveedor, elevados gastos fijos mensuales cuyo desgravamiento sea superior a la cuota (en cuyo caso dudo que anduvierais leyendo esto) o la tarifa plana que da la Seguridad Social a los emprendedores (más que nada porque la perderíais).

Vamos, que seáis vosotros, vuestra cabeza, vuestras manos, un ordenador y poco más. ¿Bien?

Cómo pagar menos en la cuota de autónomos

El sistema consiste en la mayor perogrullada que os podáis imaginar: pagar a pares. Sí, como suena, un mes estáis inscritos en el RETA y al mes siguiente no. Y así lo proseguís de manera cíclica. Os pongo un ejemplo, que así todo se entiende mejor.

Imaginad que os dedicáis al diseño gráfico sin tener una agencia de diseño ni nada por el estilo. Simplemente vais recibiendo los encargos, los hacéis en vuestro ordenador y se los vais entregando a los clientes. Y bueno, para llevar una gestión sencilla y eficiente tendéis a recopilar los trabajos de cada uno de ellos para facturarlos de una vez por mes. ¿Bien? Simplemente seguid el siguiente proceso:

  1. El día clave para emitir facturas

    Durante el mes hacéis los trabajos que tengáis y emitís las facturas el anteúltimo día hábil del periodo. Por ejemplo en este mes (septiembre) lo haríais el día 29.

  2. El día para darse de baja en el RETA

    El último día hábil del mes os dais de baja en el RETA (os pedirán hacer lo propio en el censo de autónomos previamente a través del 036). En este caso actuáis rápidamente el día 30 (tomando como ejemplo septiembre). Podríais emitir las facturas este mismo día, tampoco habría mayor problema.

  3. El mes en el que no se paga la cuota de autónomos

    El siguiente mes hacéis los trabajos que tengáis acostumbrados. No pagaréis cuota de autónomos. Aquí cabría destacar cómo, aún estando de baja en el RETA, tendréis tres meses de cobertura sanitaria (vosotros y vuestros beneficiarios). Eso sí, los meses de baja no cotizaréis para pensión y demás. Pero tened en cuenta de que se trata de una medida para tomar en momentos puntuales. No os lo planteéis como algo habitual.

  4. Inscribirse nuevamente en el RETA

    Cuando termine el mes en el que no estáis inscritos en el RETA, y en el primer día hábil del siguiente mes, volvéis a daros de alta. Aprovecháis ese día para facturar por los trabajos del mes en el que habéis estado “de baja”. Este mes sí que pagaréis cuota de autónomos.

¿Qué se consigue con esto? Pues es obvio, ¿no? Pagaréis seis cuotas de autónomos anuales en vez de 12, y encima facturando sin problema alguno ante el fisco. Una perogrullada con la que os ahorraréis unos 1600 euros al año. Tendréis menos que quitaros en la renta, pero bueno, merece la pena.

Una medida sencilla y efectiva. Así que si estáis pasando por momentos de crisis laboral siendo autónomos aquí tenéis una vía de escape para aligerar gastos sin renunciar a operar con normalidad. En otras ocasiones os iré comentando otras vías para hacer algo parecido a esto.

Si os ha resultado útil el post compartidlo en vuestras redes sociales o inscribiros en la newsletter. ¡Nos vemos!

Sumario
Cómo pagar la mitad en la cuota de autónomos
Título
Cómo pagar la mitad en la cuota de autónomos
Autor
Medio
Diario Empresa
Logo del medio
Jon Sainz

Jon Sainz

Especialista en marketing digital, emprendedor online, fundador de Diarioempresa.com y amante de las tortillas de patatas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.