Ideas de negocio (nº5): print on demand (impresión bajo demanda)

El print on demand es un modelo de negocio muy interesante para quienes queráis emprender en Internet. No requiere mucha inversión económica (de hecho se podría llegar a hacer sin meter dinero) y es un sistema bastante pasivo, por lo que podréis compaginarlo con un trabajo convencional o con lo que hagáis en vuestro día a día. Podría ser un sobresueldo o podríais vivir de ello.

Print on Demand

¿Qué es el POD, Print on Demand o impresión bajo demanda?

Se trata de una variante del dropshipping o triangulación de envíos en el que el proveedor fabrica vuestro producto en el momento de la venta utilizando el diseño y las indicaciones que le hayáis aportado. Voy a poner un ejemplo, que así se entiende mejor:

Imaginad que vendéis una taza con la foto de un gatito por 15 euros. Lo que tendréis que hacer es acudir a vuestro proveedor POD y decirle «ey, fabrícame esta taza y envíasela a mi cliente». Entonces el proveedor os dirá «¡claro! son 6 euros por favor». Le pagáis, él fabrica y envía el producto, y vosotros habréis ganado 9 euros. ¡Y todos felices! Solo os tendréis que preocupar por vender; de la logística y la producción ya se encargan estas empresas.

Quien dice tazas dice camisetas, polos, mochilas, cojines, fundas para iphone, pulseras y muchas otras cosas (incluidos libros). El surtido es amplio, y de hecho los proveedores Print on Demand suelen ofrecer servicios añadidos como meter una nota de agradecimiento (vuestra, obviamente), personalización de etiquetas, etc.

Principales proveedores Print on Demand (incluyendo alternativas a Printful)

Printful, el más conocido

El proveedor más conocido de print on demand es Printful. Se trata de una empresa estadounidense que tiene fábricas en EEUU y Letonia (además de centros logísticos y oficinas en más sitios de EEUU, México e incluso Barcelona). Eso les convierte en la única empresa de impresión bajo demanda que da la opción de fabricar los productos en un lado u otro del Atlántico sin delegar en terceros; lo que supone una ventaja logística enorme que os permitirá vender en Europa y América sin temer a los tiempos de envío (y a las aduanas).

Ofrecen bastantes productos; desde los más típicos, como tazas, carteles o camisetas; a otros más peculiares, como leggins de mujer o calcetines. Tienen buenas opciones de personalización e integración con plataformas como Etsy, Amazon, Ebay o Woocommerce. Y por cierto, solo pagaréis si vendéis; lo que quiere decir que independientemente del catálogo que manejéis, si no vendéis, no tendréis que gastar.

Printify

Esta es una de las principales alternativas a Printful. También es una compañía de impresión bajo demanda norteamericana (no atienden en español).

En Printify ponen a vuestra disposición un catálogo de más de 200 productos, así que sea lo que sea que queráis vender, seguro que lo encontráis aquí. Eso sí, no fabrican directamente; son intermediarios (en la práctica no tienen control sobre la fabricación). Se asocian con imprentas, que son las que se encargarán de la producción y logística.

Esto último les permite tener presencia en Europa, aunque concretamente en Reino Unido; con la problemática que ello conlleva al no ser un país miembro de la Unión Europea.

Al igual que sucede con Printful, con Printify también podréis integrar vuestros productos de manera en Shopify, Etsy, Ebay, Woocommerce o Wix.

Los precios no son muy económicos que digamos, aunque si pagáis una suscripción mensual, os ofrecerán tarifas diferentes.

Nota: la aplicación de diseño que tienen en su sitio web es un poco rudimentaria.

Spreadshirt

Si bien utilizan un dominio .es para darse a conocer en España, son una empresa alemana.

Ofrecen un número de teléfono español para consultar dudas, pero atienden sí o sí en inglés…¿qué sentido tiene eso?

Spreadshirt ofrece bastantes productos entre los que podréis escoger, y he de decir que su aplicación para diseñar es buena; tiene las opciones que necesitaréis, ayuda a encuadrar la imagen y es intuitiva; aunque eso sí, el generador de mockups brilla por su ausencia.

Hay que indicar que Spreadshirt, además de permitiros una impresión bajo demanda, os publicará los artículos en su marketplace. Es decir, que en la práctica es algo parecido a La Tostadora.

Tiene plataformas para España, Alemania, Suecia, EEUU y varios países más; pero hay ciertas limitaciones. Por ejemplo desde la web española no se permite enviar a EEUU.

Otros proveedores POD

Tenéis más opciones ahí fuera, pero si me pongo a analizar cada una esto se haría eterno. Os dejo otras empresas para que les echéis un vistazo: Print Aura, CustomCat, Teelaunch y Tunetoo.

Print on Demand de libros

Sí, sí; esta técnica también la podéis utilizar con libros.

¿Habéis escrito un libro, queréis autoeditar, pero os da cosa mandar a imprimir 1.000 ejemplares? ¡Los tiempos han cambiado! Ya no es necesario hacerlo.

Especialmente si tenemos en cuenta que estamos inmersos en plena era digital.

La mejor opción aquí es Lulu.com. Se trata de una empresa norteamericana de autoedición que os permitirá imprimir desde un solo ejemplar a precios asumibles y que envía a todo el mundo en tiempos y costes realistas (que conste que no me llevo comisión por recomendarles, O_o). Hay otras alternativas que también os dejan imprimir un solo libro, pero cuestan un dineral (si conocéis alguna que sea viable decidmelo en los comentarios y le echo un vistazo).

Para que os hagáis una idea imprimir un libro de 150 hojas A4 y tapa blanda tiene un coste de 6 dólares (menos de 5 euros). Si queréis enviarlo a España sumadle 6 dólares de transporte y 9 días de espera. No está mal, ¿no? A hispanoamerica el coste de envío es similar.

Donde vender vuestros productos

Aquí está la gracia del asunto, ya que hay mil y un maneras de vender en Internet los productos que diseñéis.

Podréis tener vuestras propias tiendas online con sistemas como Woocommerce (para WordPress), Shopify, Prestashop o incluso Facebook (sí, se puede crear una tienda dentro de Facebook). También podréis utilizar marketplaces como Amazon, Etsy, Ebay, Mercadolibre o incluso Wallapop.

Para empezar, cualquier plataforma o gestor de contenidos de los que os menciono os podrá servir; pero también os comento que a medio plazo, una vez tengáis establecido el catálogo y hayáis cogido algo de experiencia, convendría que invirtierais en marketing directo. Esta será realmente la vía que os permita crecer exponencialmente.

Si habéis optado por tener una tienda propia las mejores opciones para daros a conocer son Facebook Ads (Facebook e Instagram -especialmente-) y Google Ads. Si en cambio habéis optado por estar en marketplaces mirad qué opciones de promoción os ofrecen, ya que cada uno tiene planes propios (por ejemplo ebay o Etsy os permitirán pagar por aparecer en recomendaciones, con anuncios resaltados, con impresiones en la navegación de usuarios de vuestro segmento, etc.)

Jon Sainz

Jon Sainz

Especialista en marketing digital, emprendedor online, fundador de Diarioempresa.com y amante de las tortillas de patatas.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook Comments: Please enter a valid URL